Miércoles, 8 Diciembre 2021

El próximo 25 de octubre a las 18:00

Dr. García Campayo: "El burn-out es un proceso complejo que incluye factores laborales como la sobreexposición al sufrimiento humano o el exceso de trabajo"

El Dr. Javier García Campayo participará como moderador en el seminario “Factores involucrados en el Burn-out del médico. Posibilidades de prevención y resolución” organizado por la Fundación para la Formación de la OMC y Esteve.
 
Madrid 14/10/2021 medicosypacientes.com/ Sara Narvaiza
El Dr. García Campayo es psiquiatra del Hospital Universitario Miguel Servet, profesor titular de la Universidad de Zaragoza y coordinador del Máster de Mindfulness. En esta entrevista que ha concedido a Médicos y Pacientes explica los factores que pueden favorecer la aparición del síndrome del burn-out, así como las necesidades para revertir la situación actual. 
 
¿Cuáles son los factores que favorecen la aparición y el mantenimiento de este síndrome?
 
El burn-out es un proceso complejo que incluye factores laborales como la sobreexposición al sufrimiento humano o el exceso de trabajo, factores individuales como rasgos de personalidad o expectativas poco realistas sobre el trabajo y factores institucionales como la falta de reconocimiento de la institución o la organización del trabajo. En cada hospital o centro de salud la ecuación con los diferentes factores puede ser diferente por lo que había que hacer un estudio específico en cada uno para realizar un diagnóstico y recomendar una intervención.
 
¿Qué medidas son necesarias de forma más urgente para revertir la tendencia de los profesionales médicos a sufrir el síndrome del burn-out?
 
A nivel individual, que sería donde más fácilmente se puede intervenir, la oferta de técnicas como mindfulness y compasión aumentaría los recursos de los profesionales para evitar la aparición de este síndrome. Pero también el análisis de cargas de trabajo o la reevaluación de algunos aspectos de la cultura de la institución.
 
¿Qué herramientas son necesarias para la prevención del síndrome del burn-out?
 
Además de la oferta de técnicas como mindfulness y compasión, son necesarias buenas habilidades de comunicación con el paciente y desarrollo de las actitudes humanistas, también habilidades de liderazgo (los médicos dirigen con frecuencia equipos humanos), técnicas de gestión del tiempo, de priorización y resolución de problemas, así como de manejo de grupos.
 
¿Cómo se puede fomentar el desarrollo de habilidades emocionales y de competencias para tolerar el miedo, el dolor, la incertidumbre o dar malas noticias?
 
Las habilidades de comunicación con el paciente y técnicas para el crecimiento personal como mindfulness y compasión aplicadas a situaciones específicas permiten manejar la ansiedad y el estrés tan frecuentes en profesionales. Mindfulness se puede aplicar para el manejo del dolor y debería ser una habilidad que el médico utilizase para instruir a los pacientes. La información sobre malas noticias es una habilidad que se estudia en la asignatura de “Comunicación con el paciente”.
 
Las universidades, ¿en qué medida pueden formar en habilidades emocionales para ayudar a los futuros médicos y médicas a gestionar situaciones y sentimientos propios de la profesión? 
 
En muchas universidades anglosajonas se incluye mindfulness como una asignatura transversal en todas las profesiones de ayuda (medicina, enfermería, trabajo social, psicología, etc). Además, en psicología/psiquiatría y en comunicación con el paciente se deberían analizar factores de riesgo y ofertar pequeñas recomendaciones preventivas y terapéuticas.