Viernes, 4 Diciembre 2020

Seminario ‘Transformación digital de la sanidad’

Dr. Castellón: “La asistencia telemática debe adaptarse a las circunstancias sociales y económicas de los pacientes”

La pandemia de la Covid-19 ha acelerado la innovación en telemedicina. Esta herramienta ha cobrado importancia durante la crisis sanitaria por la limitación de las visitas a los centros sanitarios. Por este motivo, el próximo lunes, a las 17 horas, se celebra virtualmente el seminario ‘Transformación digital de la Sanidad y los servicios asistenciales’, organizado por la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC). Modera la cita el Dr. Enrique Castellón Leal, vicepresidente 1º del Colegio de Médicos de A Coruña, que explica en una entrevista concedida a esta publicación que “la asistencia telemática debe adaptarse a las circunstancias sociales y económicas de los pacientes”

Madrid 19/11/2020 medicosypacientes.com / Ricardo M . Platel
Dr. Enrique Castellón.

¿Estaba el sistema preparado para prestar asistencia telemática?

Mi opinión es que el sistema ni estaba, ni está preparado en estos momentos. Es verdad que ya se estaban haciendo algunas consultas por vía telefónica en el pasado pero eso tiene poco ver con lo que ahora se está planteando. En todo caso, se trata de un base muy preliminar. La pandemia ha exacerbado esa tendencia y ha añadido algunos elementos “digitales”, de la misma manera que todos nos hemos visto abocados a reuniones virtuales a través de diferentes plataformas. En ningún caso ha sido un proceso detenidamente programado y soportado organizativa y tecnológicamente.

¿Es viable la continuidad asistencial por esta vía?

Estoy convencido de que la transformación digital puede contribuir a mejorar la eficiencia y la calidad del proceso asistencial. Aunque pudiera no hacerlo e incluso empeorarlo si las cosas no se hacen correctamente. En primer lugar, tienen que mantenerse unos principios básicos de referencia. El más importante sería que cualquier cosa que se haga sea en beneficio del paciente no de la conveniencia de la organización en su conjunto. Por cierto, nada nuevo. Se lleva mucho tiempo hablando de la centralidad del paciente pero el sistema está organizado con otras consideraciones. En respuesta por tanto a la pregunta hay que replantearse el proceso asistencial para mejorarlo y hacerlo maximizando el potencial de las nuevas tecnologías.

¿Cómo afecta esta herramienta a la relación médico-paciente?

No deja de ser una herramienta. Puede mejorar o no esa relación dependiendo de cómo se utilice. Tiene no obstante el potencial de mejorar la calidad del trabajo de los profesionales y la cercanía y participación del paciente en su proceso asistencial.

¿Qué aspectos positivos presenta?

Favorece una continuidad en el proceso asistencial frente a una gestión más episódica de los casos. Mantiene a los pacientes en su entorno y evita visitas y consultas innecesarias. Permite a los profesionales un manejo más racional de su tiempo y eleva la calidad del tiempo presencial dedicado al paciente.

¿Cuáles son los puntos más negativos?

La digitalización no debe ir en contra de un contacto personal, en vivo, que es muy importante. Debe añadir valor, no restarlo. Obviamente el mayor riesgo es la despersonalización de la atención.

¿La asistencia telemática ha llegado para quedarse?

Sin ninguna duda. Ha llegado para quedarse. Ofrece unas ventajas en muchos planos que, si son correctamente aprovechadas, pueden dar un vuelco a la asistencia sanitaria y, de hecho, la vieja aspiración, hasta la fecha más teórica que real de situar al paciente en el centro del sistema, puede llegar a ser realidad. No obstante, la asistencia telemática debe adaptarse a las circunstancias sociales y económicas de los pacientes y en todo caso debería garantizarse la accesibilidad dando soporte y ayuda en determinadas situaciones.