Domingo, 26 Enero 2020

Diabetes infantil, cada año más casos

17/11/2008

La insulina es una hormona que permite que el organismo pueda utilizar la glucosa. La diabetes aparece cuando el páncreas no produce la hormona o no es suficiente. El control insuficiente de los niveles de glucemia puede causar complicaciones a largo plazo como, por ejemplo, ceguera, fallo renal y amputaciones, e incluso coma y la muerte. Las dos formas más comunes de diabetes son la diabetes tipo 1 y tipo 2; no obstante, más del 90% de los niños diabéticos padecen tipo 1

Madrid, 15 de noviembre de 2008 (medicosypacientes.com)


Niño

La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina o produce poca o cuando el páncreas produce insulina pero las células de los tejidos del organismo no responden de forma adecuada a ésta. La insulina es una hormona que permite que el organismo utilice la glucosa (azúcar), la fuente de energía del cuerpo. Sin un suministro adecuado de insulina, una persona que padece diabetes tipo 1 no podrá controlar su glucemia.

El control insuficiente de los niveles de glucemia puede causar complicaciones a largo plazo como, por ejemplo, ceguera, fallo renal y amputaciones, e incluso coma y la muerte. Pero la diabetes también es una causa importante de enfermedades cardiovasculares e impotencia. La esperanza de vida de los niños que padecen diabetes se reduce hasta en 15 años. Las dos formas más comunes de diabetes son la diabetes tipo 1 y tipo 2; no obstante, más del 90% de los niños diabéticos padecen diabetes tipo 1.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad incurable que aparece si el páncreas deja de producir la insulina que el cuerpo necesita. Como resultado aparecen niveles de glucosa sanguínea elevados.

  • La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune causada por el propio sistema inmunitario del cuerpo que destruye las células productoras de insulina.

La diabetes tipo 1 es la enfermedad crónica más extendida en los países desarrollados.

  • Cada año, más de 65.000 niños menores de 15 años desarrollan la diabetes tipo 1 en todo el mundo.
  • La diabetes tipo 1 aumenta anualmente un 5% en los niños en edad preescolar y un 3% en los niños en edad escolar y adolescentes.

De los 250 millones de personas en todo el mundo que padecen diabetes, 4,9 millones tienen diabetes tipo 1 (1,27 millones de personas en Europa).

En España, unos 3,5 millones de personas con diabetes y, de éstas, unas 200.000 padecen diabetes tipo 1.

Control de la diabetes tipo 1

Los pacientes con diabetes tipo 1 necesitan para sobrevivir un tratamiento diario con insulina. La insulina se puede administrar:

  • Por medio de inyecciones con una jeringa o una pluma de insulina, normalmente antes de las comidas, en función del tipo de tratamiento.
  • Mediante una bomba que suministra insulina constantemente y permite suministrar una dosis suplementaria si se necesita.

Los pacientes deben medir regularmente sus niveles de glucemia para mejorar el control de su diabetes.

El ajuste deficiente de los niveles de glucemia puede causar:

  • Hipoglucemia (nivel bajo de glucosa sanguínea) con complicaciones graves, incluyendo la pérdida de consciencia, ataques convulsivos e incluso coma y muerte si no se trata.
  • Hiperglucemia (niveles altos de glucosa sanguínea) que, si no se trata, puede producir complicaciones a largo plazo como por ejemplo ceguera, fallo renal, enfermedades cardiovasculares y amputaciones.
  • Cetoacidosis diabética (CAD) durante la cual los niveles de insulina anormales producen niveles de glucosa sanguínea elevados con acumulación de ácidos orgánicos en la sangre. Ésta es la causa más importante de morbilidad y mortalidad en niños con diabetes tipo 1.

¿Cómo controlar la diabetes?

  • Automedición de los niveles de glucosa en sangre capilar con un medidor digital de glucosa sanguínea antes y después de las comidas y antes de acostarse.
  • Medición continua de la glucosa sanguínea por medio de un sensor que se coloca en el abdomen del paciente y que permite monitorizar los niveles de glucosa de forma continua.
  • El análisis de HbA1c, un análisis de la glucosa sanguínea realizado por personal médico profesional que indica el nivel medio de glucosa en sangre durante los últimos dos a tres meses.

Niño

Diabetes tipo 2

  • La diabetes tipo 2 se produce cuando el organismo no es capaz de producir suficiente insulina o de utilizarla correctamente.
  • La diabetes tipo 2 representa entre el 85% y el 95% de todos los casos de diabetes en los países desarrollados e incluso un porcentaje mayor en los países en vías de desarrollo.
  • La obesidad y el sobrepeso se asocian a un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
  • El tratamiento de la diabetes tipo 2 combina la dieta, la actividad física y la medicación oral con el tratamiento con insulina como opción adicional.
  • Debido al aumento de la obesidad en los jóvenes, cada vez un mayor número de jóvenes padece diabetes tipo 2.

¿Qué es el análisis de la glucosa sanguínea?

La medición regular es el único modo de identificar las fluctuaciones de los niveles de glucemia y permite adaptar de forma óptima la dieta, la rutina diaria y la medicación al paciente y evitar las complicaciones a largo plazo. El autocontrol permite identificar de forma fiable los niveles de glucemia excesivamente altos o bajos.

La frecuencia de las mediciones dependerá de la forma en la que se trate la diabetes. Las mediciones adicionales siempre son importantes si se sospecha que existe una hipoglucemia (niveles de glucosa sanguínea anormalmente bajos) o una hiperglucemia (niveles de glucosa sanguínea anormalmente altos), es decir:

  • antes del ejercicio físico.
  • durante una dieta.
  • durante una enfermedad.
  • si de pronto se siente mal.
  • antes de realizar viajes largos en automóvil.
  • durante los viajes.

¿Medición correcta?

Con los medidores de glucosa modernos, todas las personas pueden medir su nivel de glucemia en casa o fuera de ella. Los dispositivos difieren en el modo de utilización y muchos de ellos aún tienen que codificarse manualmente, aunque existen medidores con autocodificación que ajustan automáticamente el código correcto cada vez que se introduce un disco de tiras, con lo que las probabilidades de incurrir en errores se reducen significativamente hasta en un 46 por ciento. Consulte al respecto a los profesionales de salud y a los farmacéuticos.

¿Qué es la hipoglucemia?
(niveles bajos de glucosa en sangre)

Muchos pacientes diabéticos experimentan episodios de hipoglucemia. La insulina y el ejercicio reducen el nivel de glucosa, mientras que la ingesta de alimentos (carbohidratos) lo aumentan. Si un paciente diabético come poco, demasiado tarde o realiza actividades físicas, se puede reducir su nivel de glucosa. Estos episodios hipoglucémicos pueden aparecer en cualquier momento y son especialmente peligrosos durante la noche. Además, el miedo de no despertarse puede producir ansiedad en el paciente diabético y perturbar su sueño. De hecho, muchos pacientes y sus familias a menudo no duermen bien durante la noche debido a la necesidad de levantarse regularmente y medir los niveles de glucosa.

La hipoglucemia afecta al funcionamiento del cerebro y produce estados de confusión, desorientación, pérdida de consciencia, coma e incluso la muerte. Las fluctuaciones de los niveles de la glucosa pueden afectar fácilmente a la capacidad mental, causando accidentes laborales con efectos perjudiciales para la salud del paciente y pudiendo poner en peligro la vida de los demás. Los pacientes con diabetes tipo 1 se enfrentan a un riesgo especialmente alto de tener accidentes de automóvil debido a las bajadas del nivel de glucosa.

Niños e hipoglucemia

Los niños diabéticos son especialmente propensos a la hipoglucemia:

  • Los episodios hipoglucémicos nocturnos se producen con más frecuencia en los niños que padecen diabetes tipo 1 que en adultos con diabetes tipo 1.
  • Aproximadamente el 50% de todos los episodios de hipoglucemia grave en niños (y que hacen necesaria una visita al servicio de urgencias o una hospitalización) se producen durante la noche cuando es más difícil controlar los niveles de glucosa.

Prevención de la hipoglucemia

La clave para prevenir la hipoglucemia es la medición continua y estricta de los niveles de glucosa por medio de la medición frecuente de los niveles de glucemia. En el caso de los pacientes con diabetes tipo 1 se ha demostrado que el uso de las bombas de insulina y el control continuo de la glucosa reducen los episodios de hipoglucemia.

  • Mediante la terapia con bombas de insulina se reducen los episodios graves de hipoglucemia en un 85%.
  • Mediante la terapia con bombas de insulina, la incidencia de una hipoglucemia ligera a moderada (que hace necesaria una visita al médico u otro tipo de asistencia) se redujo en un 60%.

Tanto los pacientes con diabetes tipo 1 como los pacientes con diabetes tipo 2 deben medir sus niveles de glucosa con gran frecuencia para gozar de buena salud y mantener su calidad de vida. La hipoglucemia puede causar complicaciones en las mujeres embarazadas y sus bebés. Por ello, muchas mujeres embarazadas miden su nivel de glucosa con mayor regularidad para proteger su salud y la del bebé.

Añadir nuevo comentario