Miércoles, 26 Septiembre 2018

Turismo sanitario ilegal

Detenido un hombre por un presunto fraude al SNS para acceder a las listas de trasplante

Agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en La Rioja en el marco de la "Operación Renilo", procedieron a la detención de un varón de 44 años, natural de Guatemala y con residencia irregular en Lardero (La Rioja), como presunto autor de un delito de fraude al Sistema Nacional de Salud (SNS)

Logroño 06/07/2018 medicosypacientes.com / EP
Detención en Lardero (La Rioja).

Esta operación es el resultado del intercambio de información entre la Unidad de Coordinación Autonómica de Trasplantes de La Rioja y la Guardia Civil, con el único objetivo de detectar y evitar los fraudes al sistema de donaciones español, como ha informado el Instituto Armado en una nota.

En esta ocasión se ha impedido un nuevo caso de "turismo sanitario ilegal y lesivo", dado que el detenido vino a España con la única intención de ser atendido médicamente de su insuficiencia renal crónica, llegando a recibir tratamiento de hemodiálisis por razones humanitarias conforme a la legislación vigente.

Después se valió del engaño y la mentira para conseguir la tarjeta sanitaria humanitaria, con la que intentó acceder a la lista de espera para trasplantes renales sin tener derecho a ella al no cumplir los requisitos establecidos en la Ley, hecho que de haberse consumado hubiera causado un grave perjuicio a todos los pacientes que se hallan lícitamente en lista de espera para recibir un riñón.

Inicio de las actuaciones

En diciembre de 2017, la Unidad de Coordinación Autonómica de Trasplantes de La Rioja informó a la Guardia Civil que un ciudadano guatemalteco, que se encontraba recibiendo por segunda vez tratamiento de hemodiálisis por razones humanitarias en Logroño, solicitó la inclusión en las listas de espera para un trasplante renal, sospechando la citada unidad de un posible fraude.

Durante los meses que ha durado esta investigación se ha podido constatar que esta persona viajo a España con un visado de turista en el mes de mayo de 2017, siendo consciente de que padecía una insuficiencia renal evolucionada que precisaba tratamiento renal sustitutivo (diálisis o trasplante renal). Una vez llegó a Logroño (La Rioja), tuvo que ser sometido a tratamiento de hemodiálisis por razones humanitarias, ya que existía riesgo para su vida.

En julio de 2017 y antes de que le caducara su visado decidió regresar a Guatemala donde permaneció hasta octubre del mismo año, que es cuando nuevamente viajó a Logroño acompañado de dos familiares, sabiendo de antemano todas las gestiones necesarias que tenía que realizar para obtener de manera fraudulenta la tarjeta sanitaria humanitaria.

Ello le daría acceso a la lista de espera para someterse a una intervención de trasplante renal, lista a la que no accedió gracias al control que ejerce Unidad de Coordinación Autonómica de Trasplantes de La Rioja, para evitar los fraudes al sistema de donaciones.

Los investigadores han constatado que este individuo no se encuentra en riesgo de exclusión social tal y como hizo creer, si no que dispone de medios suficientes para residir en La Rioja sin trabajar, viviendo de alquiler y manteniendo a dos personas a su cargo, por lo que podía estar siendo tratado de su enfermedad en su país de origen.

Tras su detención se acogió a su derecho constitucional de no prestar declaración ante los investigadores, por lo que las actuaciones han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial.