Miércoles, 1 Abril 2020

Celebrada en el COM A Coruña

Cumbre sobre la investigación oncológica en A Coruña, organizada por la Junta Provincial de la AECC

El Colegio de Médicos de la Provincia de A Coruña albergó la jornada  titulada La AECC y la investigación oncológica, una visión desde la provincia de A Coruña, organizada por la Junta Provincial de A Coruña de la Asociación Española Contra el Cáncer

A Coruña 16/01/2020 medicosypacientes.com
De izda. a dcha.: Isabel Orbe, Jenifer Brea, Kelly Conde, Manuel Aguilar y Carlos Lamora

Durante el acto, el presidente de la junta coruñesa de la AECC, Manuel Aguilar, hizo entrega de dos becas predoctorales -por importe de 60.000 euros cada una- a Kelly Conde y a Jenifer Brea, dos jóvenes investigadoras de A Coruña y Santiago. La primera de ellas estudia la posibilidad de utilizar el microbioma como un indicador para conocer cómo va a responder el paciente ante una determinada terapia de cáncer colorrectal. La segunda, por su parte, analiza secuencias de ADN que se desplazan entre diferentes regiones del genoma y que producen alteraciones que pueden afectar al desarrollo de ciertos tumores.

Manuel Aguilar aseguró que, con estas ayudas, “iniciamos una nueva línea de trabajo para facilitar la orientación del talento investigador joven hacia el ámbito de la oncología. Nos mueve una ilusión especial: que nuestra provincia incremente cada año el número de estas becas. Y que, quizá en el futuro, tengamos entre nuestros becarios al líder de un equipo que sea decisivo en la curación del cáncer”.

El presidente de la Junta Provincial de la asociación también afirmó que la AECC “es una organización de personas para personas. En la provincia de A Coruña está integrada por 1.000 voluntarios, 13.500 socios y 22 profesionales que, el año pasado, atendieron a 4.000 enfermos en clave emocional, psicológica y social. Además, otras 22.000 personas participaron en eventos solidarios. Trabajamos en los ámbitos de la prevención, la atención a los enfermos y sus familias y fomentamos la investigación”.

Antes de agradecer la asistencia de todos los presentes, Manuel Aguilar presentó los objetivos de la jornada: “la divulgación de las becas predoctorales, que nos ayudará a captar recursos para incrementar su cantidad y su cuantía; la promoción de la mujer investigadora, y el fomento de la relación entre los investigadores y la sociedad, en beneficio de todos”.

A continuación, intervinieron la directora general de la Fundación Científica de la AECC, Isabel Orbe, y el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, que cedió la palabra a Marisol Soengas, miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica), coordinadora de Aseica-Mujer y directora del Grupo de Melanoma del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Según explicó esta última, “Aseica-Mujer es un grupo de trabajo enfocado al desarrollo profesional de las investigadoras en el ámbito del cáncer, que lleva a cabo iniciativas para mejorar la visibilidad de las mujeres científicas y actividades de formación, liderazgo y mentorización”.

Marisol Soengas también presentó el ciclo de charlas Con nombre de mujer: Ciencia a pie de calle, a través del que diferentes científicas están visitando varios municipios de la provincia para divulgar sobre cáncer a la población general. “Esta es una iniciativa única”, aseguró.

Por último, la investigadora pronunció una conferencia sobre cáncer de piel, centrándose en los avances conseguidos hasta la fecha y los que llegarán en el futuro. Desde su punto de vista, “la inteligencia artificial y el deep learning ayudarán al diagnóstico” de la enfermedad, contaremos “con dispositivos inteligentes que medirán la exposición solar que estamos recibiendo” para mejorar la prevención y “dispondremos de tratamientos novedosos que se están poniendo en marcha”. 

El acto se cerró con una mesa redonda moderada por María Mayán, coordinadora del grupo de investigación CellCOM, del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (Inibic). En ella participaron como ponentes Isabel Varela, presidenta electa de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular; Raúl Romar, periodista de La Voz de Galicia; Carla Reyes, presidenta de la Asociación de Executivas de Galicia, y Rosario García Campelo, oncóloga del Chuac.

Isabel Varela incidió “en el papel destacado de las mujeres dentro de las sociedades científicas, que ahora optan a puestos que, tradicionalmente, han sido ocupados por hombres”. Sin embargo, aseguró, “los datos muestran que hay muchas mujeres que comienzan una carrera investigadora, pero pocas que llegan a los puestos de mayor responsabilidad”. A pesar del aumento del número estudiantes universitarias y de investigadoras que comienzan la tesis doctoral, “son pocas, proporcionalmente, las que llegan a ser responsables de un grupo, por ejemplo”. En este sentido, “algunos techos se están empezando a romper, pero no de la misma manera que en otros ámbitos. Hay muchos factores sociales y educacionales sobre los que trabajar para cambiar esto”.

De esa falta de mujeres en puestos de responsabilidad también habló Carla Reyes, que centró su intervención en “las cosas que quedan por hacer para mejorar en igualdad”. Según explicó, “cuando tienen hijos, las mujeres ponen sus carreras entre paréntesis durante un tiempo”, lo que “castiga especialmente a las investigadoras porque, mientras ellas están de baja maternal, sus compañeros continúan produciendo contenidos”. Esto provoca “una contradicción: por un lado, la sociedad demanda un aumento de la natalidad para hacer frente a la crisis demográfica, pero por otro se penaliza a las mujeres que deciden tener hijos. Tenemos que buscar fórmulas para que la maternidad no se convierta en un hándicap en la carrera investigadora”.

La doctora García Campelo, por su parte, hizo hincapié en la importancia “de gestionar adecuadamente la información y la comunicación en oncología. Tenemos el reto de socializar nuestro trabajo diario y de dar a conocer los avances y proyectos de investigación fuera del hospital, pero con credibilidad y manejando respetuosamente las expectativas de los pacientes”. Las asociaciones de pacientes, sociedades científicas y profesionales sanitarios “debemos ir de la mano para integrar nuevas herramientas de comunicación, como blogs y redes sociales, desmontar mitos y ayudar a la población a distinguir qué contenidos son fiables y cuáles no en internet”. Por otro lado, “hay que analizar la causa de la infrarrepresentación de las mujeres en puestos de liderazgo y tratar de establecer mecanismos que ayuden a erradicarla”.

Raúl Romar enfocó su intervención en el papel de los medios de comunicación y en la necesidad “de visibilizar más el papel de las mujeres científicas. Debemos recurrir más a las investigadoras para dar a conocer los avances porque, cada vez, son más protagonistas, especialmente en el ámbito oncológico”. Además, destacó la función formativa de la prensa, “que tiene que dar una información contextualizada y, sobre todo, sensata. Cualquier pequeño avance es bienvenido, pero no podemos dar falsas esperanzas a la población y, a veces, tendemos a ser demasiado positivos. Debemos tener en cuenta que el cáncer no es una enfermedad, sino muchas”.