Lunes, 28 Septiembre 2020

XXV Congreso Nacional de Derecho Sanitario

Cuatro exministros repasan 25 años de legislación sanitaria

Los exministros de Sanidad, Ana Pastor, actual presidenta del Congreso de los Diputados, José Manuel Romay Beccaría, Julián García Vargas y Enrique Sánchez de León se dieron cita en el XXV Congreso Nacional de Derecho Sanitario, que se celebra estos días en Madrid, para hacer una revisión de 25 años de legislación sanitaria

Madrid 18/10/2018 medicosypacientes.com/S.P.
De izda. a dcha. Julián García Vargas, Ana Pastor, Raquel Murillo, José Manuel Romay y Enrique Sánchez de León

En el marco del XXV Congreso Nacional de Derecho Sanitario se celebró ayer un taller de trabajo sobre 25 años de legislación sanitaria, conducido por la secretaria general de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), Raquel Murillo, y en el que participaron cuatro exministros de Sanidad: Ana Pastor, José Manuel Romay Beccaria, Julián García Vargas y Enrique Sánchez de León.

Como recordó Murillo, se trata de una etapa muy prolífera en materia legislativa sanitaria, a partir de la Ley General de Sanidad, etapa en la que también cabe destacar el establecimiento de los derechos y obligaciones de los pacientes así como los de los profesionales sanitarios.

La actual presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, ministra de Sanidad entre los años 2002 y 2004, se centró en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), promulgada en 2003 y en su revisión con vistas al futuro, una ley que junto con otras normativas, entre ellas, la Ley de Cohesión y Calidad y la de Autonomía del Paciente, "nos ha permitido ser referentes en legislación sanitaria", según subrayó.
 
Pastor celebró que entre todos los españoles se haya podido construir el sistema sanitario del que gozamos en la actualidad, “uno de los mejores del mundo, financiado a través de impuestos”, según recordó. Al respecto, abogó por que se siga cuidando de este sistema y que no se utilice la Sanidad como elemento de confrontación entre partidos políticos, ante lo cual apeló al consenso para avanzar en temas como el de la financiación, que, como dijo, se trata de un problema actual no resuelto".
 
Lamentó el incumplimiento de la Ley de Cohesión y Calidad debido, entre otros factores, a la existencia de diferentes carteras de servicios a nivel autonómico. "Sigue habiendo desigualdades territoriales, determinadas, entre otros motivos, por la información que se ofrece a los pacientes y por el tipo de acceso al sistema en igualdad de tiempo y forma", según señaló.
 
Por su parte, José Manuel Romay Beccaría, que fuera ministro de Sanidad entre los años 1996 y 2000 hizo un repaso a la implantación de la Ley General de Sanidad que consideró muy necesaria para poner orden en el escenario sanitario. Así, según expuso, "trató de racionalizar y poner orden en la situación sanitaria de aquella época. Asimismo, destacó la importancia de la aparición de la Atención Primaria como puerta de entrada del sistema.
 
Julián García Vargas, ministro de Sanidad entre los años 1986 y 1991, se centró en la convivencia entre Sanidad Pública y Privada y valoró al igual que el anterior ponente el establecimiento de la Ley General de Sanidad con sus más de 30 años en vigor, frente a lo que sucede, por ejemplo, en el terreno de la Educación, en el que las leyes se suceden de manera constante.
 
Destacó la fortaleza del sistema sanitario, sobre todo, durante la crisis. "La mejor gestión del sistema sanitario público y la colaboración del sistema privado ha logrado que la crisis no haya sido tan acuciante", según indicó. De ahí su apuesta por una reforma del Sistema Nacional de Salud en el que se incremente la colaboración público-privada, aprovechando las inversiones de ambos sectores.
 
Por su parte, Enrique Sánchez de León, primer ministro de Sanidad de la Democracia, entre los años 1977 y 1979 disertó sobre la evolución de la legislación sanitaria. Destacó durante su mandato la creación del Ministerio, que en un primer momento fue denominado de "Sanidad y Seguridad Social", con la consiguiente complejidad en su gestión. De cualquier forma logró en sus dos años de permanencia en el cargo la promulgación de 150 decretos y 55 normas.