Lunes, 1 Marzo 2021

Nuevo caso violencia en Málaga

Agresión a un médico en un centro de salud de Benalmádena

La provincia de Málaga ha registrado un nuevo caso de violencia contra profesionales sanitarios, en este caso, en el centro de salud del núcleo poblacional de Arroyo de la Miel, en el municipio de Benalmádena, donde un médico denunció haber sido víctima de una agresión supuestamente por parte de un paciente 

 

Málaga 03/02/2016 medicosypacientes.com/E.P.
Centro salud de Arroyo de la Miel.
Los hechos ocurrieron la pasada semana, cuando el Colegio de Médicos de Málaga recibió una llamada al Teléfono de Atención Urgente, alertando de que un médico colegiado había sido agredido por un paciente. La abogada de la Asesoría Jurídica de la corporación malagueña, Cristina Sarmiento, atendió telefónicamente al facultativo, quien le relató cómo un paciente sin cita previa supuestamente irrumpió en su consulta para solicitar una baja fuera de plazo. En ese momento, según la entidad colegial, el facultativo le recomendó que fuera a Admisión para tramitar la cita, a lo que el supuesto agresor respondió enfadado y exigió que le atendiera. Así, cuando el médico se levantó para acompañarle a la salida de la consulta, el varón comenzó a zarandearlo y a cogerle por el cuello, hecho que se repitió segundos más tarde, cuando la víctima fue auxiliada por sus compañeros.
 
El médico, que sufrió un cuadro de ansiedad, presentó una denuncia en la Comisaría y lo citaron para juicio al día siguiente. Finalmente, el proceso se ha suspendido por no llegar a un acuerdo entre ambas partes y se ha acordado la apertura de juicio oral más adelante, ya en el Juzgado de lo Penal.
 
La acusación, representada por la abogada del Colegio de Médicos de Málaga, pide un año y nueve meses de prisión por agresión, ya que, como se recuerda, la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los tres años de prisión.
 
Tras los sucesos, profesionales del centro de salud de Arroyo de la Miel guardaron, el pasado martes, un minuto de silencio a las puertas de las instalaciones en repulsa por la agresión y en apoyo a su compañero agredido.
 
Según ha explicado la Junta en un comunicado, el Distrito Sanitario de la Costa del Sol ha mostrado su "más rotunda condena, lamentando profundamente el daño físico y psicológico que sufre este profesional". y ha activado el Plan de Prevención y Atención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que pone a disposición de sus profesionales asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico en caso de que lo demanden.
 
Por su parte, la directora gerente del Distrito, María Dolores Llamas del Castillo, se puso en contacto con el profesional para interesarse por su estado y ofrecerle su apoyo personal además del institucional, lamentando el daño sufrido, y con la directora del centro de salud de Arroyo de la Miel, según un comunicado desde la Junta.
 
El Plan de Prevención y Atención de las Agresiones del SAS, elaborado con el consenso de sindicatos, colegios profesionales y consumidores, fue impulsado en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo fundamental de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo.
 
En concreto, establece un procedimiento de actuación en el que se recomienda a los profesionales qué hacer ante una agresión física o verbal. La primera medida es solicitar ayuda a una tercera persona para manejar la situación y, al mismo tiempo, para que pueda ser testigo de los hechos. En el caso de que la situación persista, se recomienda avisar a los Cuerpos de Seguridad para que se personen en el centro y comunicar el hecho al responsable del centro sanitario para que inicie la notificación a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales. Asimismo, el trabajador afectado cuenta, desde el primer momento, con apoyo psicológico y asesoramiento jurídico.