Sábado, 14 Diciembre 2019

Denuncia de UNICEF

430.000 niños, en riesgo de salud física y psicológica tras cinco años de conflicto en Ucrania

UNICEF denunció este lunes que casi medio millón de niñas y niños siguen enfrentándose a graves riesgos para su salud física y bienestar psicológico por el conflicto en el este de Ucrania, que se prolonga ya por más de cinco años. Además, 172 niños han resultado heridos o muertos a consecuencia de minas y explosivos

Madrid 02/12/2019 medicosypacientes.com

"Es inadmisible que los niños en el este de Ucrania sigan yendo a escuelas que tienen agujeros de bala y refugios antiaéreos, y que vivan en vecindarios plagados de minas que son bombardeados de manera intermitente”, subrayó el director regional de Unicef para Europa y Asia Central, Afshan Khan.

“La solución política tenía que haber llegado hace tiempo. Por eso llamamos a todas las partes en conflicto a que pongan fin a los combates", denunció.

Para el director de Unicef en la región, el reciente respaldo del gobierno de Ucrania a la Declaración de Escuelas Seguras es un paso positivo para proteger mejor la educación de los ataques y reducir el uso militar de las escuelas, pero también ha recalcado que más de cinco años de conflicto han sido devastadores para los niños en ambos lados de la línea de contacto.

Además, la organización internacional ha reportado 36 ataques contra escuelas sólo este año, incluida una escuela que sufrió daños hasta 15 veces.

"Los niños que he conocido en el este de Ucrania tienen esperanzas y sueños como todos los demás, pero han sufrido enormemente después de vivir cinco años en una situación de peligro constante", explicó Khan.

En 2019, solo se ha logrado el 37% de la financiación de emergencia requerida por Unicef para apoyar a los niños y sus familias en el este de Ucrania. Los trabajos relacionados con el agua, el saneamiento y la higiene (incluyendo el transporte en camión del agua, el suministro de productos químicos para su tratamiento y el acceso ininterrumpido al agua potable) tenían una brecha de financiación superior al 80%.